No hubo sorpresa en la crono inicial por equipos de Suiza. Con una plantilla ideal para la especialidad, BMC cogió el martillo y noqueó a todos sus rivales con la misma facilidad que lo hizo Sky hace unos días en Dauphiné. El equipo de Richie Porte ha dejado claro que ha venido a Suiza a preparar el Tour, pero sin dejar de pensar en ganar. Con el puño en alto cruzó la meta el australiano, sabedor de que iba a subir al podio a pesar de que todavía no habían cruzado la meta todos los equipos. El local Kung, primer líder de la carrera.

Pese a ser tan solo 18 kilómetros de pelea contra el reloj, fueron suficientes para ver como todos los equipos quedaban a más de veinte segundos de los mejores, que no es poca cosa. Fue notable el desempeño del equipo español Movistar, que resistió con un bloque hecho para la montaña. Con Mikel Landa y Nairo Quintana al frente, los telefónicos apenas se dejaron 33 segundos con la escuadra de Richie Porte y Tejay Van Garderen, finalizando la etapa en sexta posición.

 


Sunweb, el mejor entre los mortales


Al margen de BMC, que comió aparte, destacó el equipo Sunweb, que fue el mejor entre los mortales. A falta de añadir la pieza de Tom Dumoulin, todavía recuperándose del Giro de Italia pero con su nombre ya inscrito para el próximo Tour de Francia, rindieron a gran nivel Wilco Kelderman y los suyos, mostrando que vienen a ser protagonistas después del mal concurso que están teniendo en Dauphiné, donde perdieron a dos corredores el segundo día y apenas pudieron hacer acto de presencia en la contrarreloj por equipos de la carrera francesa que se disputa estos días y que finaliza mañana.

En la ciudad de Frauenfeld, en el cantón de Turgovia, también destacaron otros expertos en la materia como Mitchelton o Quick Step, siempre delante emerge esta compleja disciplina. Sin un líder sólido a la general, los dos equipos vinieron con buenos rodadores que pelearán estos días por ganarse un puesto en el ocho del Tour de Francia, algo que trae de cabeza a todos los directores a falta de algo más de tres semanas para que se dé la Gran Salida.

 


Fulgsang, el peor parado


Del resto de favoritos salió más perjudicado que nadie el danés Jakob Fulgsang (Astana), que entregó en meta 1:18. Y tampoco fue un gran día ni para el actual campeón Simon Spilak (Katusha), ni para Bauke Mollema (Trek), ni para Tim Wellens (Lotto), todos ellos a más de 40 segundos de Richie Porte y su BMC.

Mañana domingo será ya el momento de que la carretera tome su pulso habitual con la primera etapa en línea de esta edición 2018. Será en un recorrido de media montaña donde se subirá en cuatro ocasiones, a través de un circuito, el alto de Herdern, saliendo y llegando a meta en la misma ciudad de Frauenfeld donde hoy se ha disputado la contrarreloj por equipos. Suiza toma el testigo a Dauphiné y los amantes del ciclismo seguiremos viendo de cerca los Alpes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here