Los Golden State Warriors y los Houston Rockets jugarán la final de la Conferencia Oeste más caliente de los últimos años después de vencer, respectivamente, a Utah Jazz (112-102) y a New Orleans Pelicans (113-104) para zanjar sus series con un contundente 4-1. El duelo entre texanos y californianos dará comienzo en la noche del lunes en la pista de los Rockets.

Chris Paul fue la estrella indiscutible de Houston: 41 puntos (récord personal), siete rebotes, diez asistencias y ninguna pérdida. Es el primer jugador con más de 40 puntos y diez asistencias que no pierde un solo balón desde que se introdujeron las estadísticas sobre las pérdidas en la temporada 1977-78. Será la primera vez que Paul, nueve veces All Star y en su 13ª temporada en la NBA, juegue una final de conferencia.

 

Esta vez, ni siquiera Donovan Mitchell pudo frenar a los Rockets. Anotó 22 de sus 24 puntos en el tercer cuarto antes de retirarse con una lesión en la pierna izquierda. Los Jazz vuelven a perder en semifinales de conferencia, tal y como ocurrió la pasada temporada, cuando los Warriors los dejaron en la cuneta.

En Oakland, Stephen Curry mostró su mejor versión. Por primer vez desde su regreso, disputó 37 minutos y los aprovechó bien: 28 puntos, ocho asistencias y siete rebotes. Tampoco se quedaron a la zaga Durant (24) y Kay Thompson (23), que contribuyeron a la 15ª victoria seguida en cancha propia durante los playoff, un registro que iguala el récord de los Chicago Bulls entre 1990 y 1991.

 

Anthony Davis aportó 34 puntos y 19 rebotes para los Pelicans, mientras que Jrue Holyday sumó un triple doble, con 27 puntos, diez rebotes y once asistencias. Mirotic cerró la temporada con 12 puntos y siete rebotes.

Y cumplidas las semifinales, toca centrarse en una final de conferencia apasionante. En el partido que abrió la temporada, Houston se impuso por 122-121. A ese choque se suman dos enfrentamientos más. En enero ganaron los Warriors por 124-114 y los Rockets se vengaron dos semanas más tarde, 116-108.

Los Warriors eliminaron a Houston en cinco partidos en los playoffs de 2015 y 2016, lo que llevó al General Manager Daryl Morey a buscar el antídoto. A partir del lunes sabremos si lo ha encontrado en la persona de Chris Paul.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here