Unos 50.000 seguidores del Atlético celebraron en la madrileña plaza de Neptuno y alrededores el título de la Europa League conseguido por el equipo el pasado miércoles frente al Olympique de Marsella (3-0).

Antes, la plantilla, acompañada por el equipo femenino y el juvenil, también campeones, rindió visita al Ayuntamiento de la capital donde el presidente Enrique Cerezo pronunció un discurso en tono desenfadado (como suele): «Es un gran día para el Atlético, para la Comunidad y para el Ayuntamiento. Diego, ahora tenemos que intentar superarnos. El año que viene se juega la final de la Champions en nuestro estadio y la verdad es que nos gustaría volver aquí para celebrar ese título. Sé que no es bueno anunciar algo cuando todavía falta tanto tiempo… Pero no te rías, Diego. Y no, no crean que estoy hablando con Diego Simeone, se lo estoy diciendo a Diego Costa. Miguel Ángel (Gil), creo que es para estar contentos, aunque este hombre siempre está cabreado… Se nos casa Koke y hoy en La Almudena lo vamos a bendecir…».

«También tenemos un equipo de féminas, de mujeres, que por segundo año consecutivo han ganado una Liga. Gracias Lola (Romero, presidenta de la sección), gracias a todo el equipo, encarnados aquí por su capitana, habéis hecho una temporada extraordinaria, muy difícil».

 

Griezmann, al que se le pidió reiteradamente que permanezca en el club («¡Griezmann, quédate!») apareció en el escenario donde fueron presentados los futbolistas con una bufanda anudada en la cabeza y bailando igual que cuando marcó el doblete contra el Marsella. Eso sí, se negó a coger el micrófono.

Fernando Torres fue el otro jugador más aclamado. Y Gabi consiguió que se le escaparan algunas lágrimas. «»Este título va dedicado a Fernando, que es el Atlético de Madrid». El Niño, emocionado, se dirigió así a los fans: «Hace 22 años yo estaba por ahí, era un niño de 11 años y vine a ver al Atleti del 96. Les veía levantar la Copa y soñaba con algún día poder estar aquí. Ha pasado mucho tiempo y he ganado muchas cosas, pero sin duda ésta es la mejor. Para todos los niños que tengan sueños, nada es imposible y si eres atlético mucho menos. Forza Atleti».

Todos los jugadores vestían una camiseta en la que se podía leer «El triunfo de un sentimiento».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here