La transversalidad es un término ahora popularizado por mediocres políticos con másters de saldo, ténicos de marketing de startups tecnológicas y todo tipo de coaches de realitys televisivos.


Dirección: Agnès Varda y JR.
Reparto: Agnès Varda y JR.
País: Francia.
Duración: 89 min.


Pero uno se siente más inclinado a definir este término con un ejemplo que es el gran descubrimiento de este documental: la extraña pareja formada por la directora de cine de la Nouvelle Vague de 89 años Agnès Varda y el fotógrafo-graffitero también francés de 35 años conocido como JR. Un inusual y original dueto que provienen de dos mundos distintos y a los que una manera similar de entender el arte y, sobre todo, de mirar el mundo, ha unido para entregar este milagro de película documental con estructura de road movie.

Si la inmortal Casablanca termina con la promesa del comienzo de “una gran amistad” entre Rick y el Capitán Renault, este documental comienza con la inopinada amistad de esta heterogénea pareja. Por un lado, la mítica directora francesa autora de obras inmortales y referenciales como Black Panthers (1969) o Sin techo ni ley (1985), y por otro, el graffitero y activista JR que va recorriendo el planeta con su furgoneta retratando personajes anónimos, ampliando las imágenes y empapelando con ellas desde depósitos de agua hasta las favelas de Río de Janeiro.

Ambos se embarcan en un viaje guiados por el azar y el instinto por las zonas menos fotogénicas de Francia mientras van capturando los rostros de diversos seres que se encuentran a su paso: una señora que es la última habitante de un pueblo de mineros, las mujeres de los estibadores del puerto de Le Havre, unos pastores y sus cabras o una sencilla camarera de un café de un pueblo olvidado. Es en esta relación con sus modelos cuando Agnès y JR muestran su inmenso amor y respeto por su trabajo y por las gentes que retratan, intentando conocerlos, consiguiendo quererlos con sencillos gestos, sin aspavientos, y maravillando a estas gentes y al espectador con su forma asombrosa de contemplar el mundo.

En Caras y lugares hay humor, nostalgia, filosofía, libertad creativa, amor por la vida y una historia de amistad inusual en estos tiempos de odios vertidos en el estercolero de las redes sociales. Esta cinta se caga —con elegancia— en Instagram y en este mundo de estupido postureo con una lección de sencillez y talento artístico donde estos ‘Quijote y Sancho’ nos abren los ojos haciendo visible lo invisible. Además, la mirada, que es el gran tema de la película, subyace en muchos de los divertidos diálogos entre Agnès y JR, ya que ella padece una enfermedad en los ojos que la hace ver borroso y él no se quita nunca sus gafas de sol, lo que les lleva a hacer alguna referencia a Jean-Luc Godard, que al final de la película tendrá un inesperado protagonismo. Una película que —y nunca pensaba que podría decir esto—en la misma semana del estreno de Han Solo: Una historia de Star Wars, sobrepasa a esta entrega galáctica a la velocidad de la luz, demostrándonos que aún hay vida inteligente en el planeta cine.


CERVEZA RECOMENDADA


PAPAYA RYE. Alcohol: 9 %. Amargor: 72 IBU.

Nomada Papaya
Nomada Papaya

Hablando de transversalidad y extrañas parejas, los geniales cerveceros Javier Aldea y Sami Claret parieron hace años esta cerveza de estilo Imperial IPA, que fue calificada con el casi inalcanzable ‘100’ en Ratebeer.com, el ranking internacional de referencia en el sector cervecero. Una intensa birra dotada de la audacia de la que siempre hacen gala estos quijotes de la cerveza, los hiperactivos cerveceros de Nómada Brewing, que la definen como un intento de encontrar el equilibrio en el más allá.

Esta Papaya Rye de color ambarino turbio presenta la novedad de incluir en su receta malta de centeno y papaya, ingredientes que redondean los efectos aportados por el alto contenido alcohólico y sus resinosos lúpulos. Nada más servirla en el vaso de pinta, su aroma ya llega a la nariz invadiéndola con notas a esta fruta tropical y a bosques de coníferas. Ya en boca, la cerveza explota con un sabor afrutado de lo más exótico y un rotundo y amargo final. ¡Todo un auténtico cervezón ideal para combinar con comidas picantes!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here