Ricky Rubio se perderá el primer partido de la serie contra Houston (3:30 de la madrugada del domingo al lunes) en la semifinales de la Conferencia Oeste y podría estar un total de diez días de baja, en función de la progresión de la recuperación de su lesión en el isquiotibial izquierdo.

El jugador de El Masnou se retiró a los siete minutos del partido contra Oklahoma con problemas musculares, lo que no impidió la clasificación de su equipo (4-2) gracias, en gran medida, a la exhibición del novato Donovan Mitchell (38 puntos).

Ricky se manifestó en redes tras el anuncio oficial de su ausencia contra Houston con el siguiente mensaje: «Nunca demasiado arriba y nunca demasiado abajo». Rubio, que estaba completando una magnífica serie contra los Thunder, había sido el protagonista del tercer partido al conseguir un triple doble: 26 puntos, 11 rebotes y diez asistencias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here