Terminó el sueño de Loyola Chicago. Los Ramblers perdieron contra Michigan (69-57), pero la Hermana Jean permanecerá como símbolo. No todo está contaminado en el deporte, ni está todo previsto. De tanto en cuanto, gana Cenicienta o, al menos, se mete en la Final Four.

Finalizado el partido, todos y cada uno de los jugadores de Loyola abrazaron a la Hermana Jean, aceptada como el rostro del milagro. Su buen ánimo y, por qué no, sus oraciones inspiraron a un grupo que encadenaba victorias contra toda lógica. No hay un jugador sobresaliente en el equipo y será difícil que veamos a alguno triunfar en el NBA. Sin embargo, la tenacidad les mantuvo en la pelea en la primera de las semifinales, que llegaron a dominar por diez puntos en la segunda parte… poco antes de ser masacrados por el pívot alemán Moritz Wagner, 24 puntos y 15 rebotes. “La Hermana Jean sólo han dicho que ha sido una gran temporada y que si siente feliz de haberla vivido a nuestro lado. Que mantengamos la cabeza alta y que estemos felices por lo logrado», relató Jackson, diez puntos.

«Durante mucho tiempo, la gente recordará lo que hemos hecho, así que no hay nada de lo que culparse», dijo en el vestuario Richardson, cuatro puntos y cuatro rebotes. «Sé que hemos impactado muchas vidas en nuestra ciudad y a través del país, por eso duele tanto ahora…. “La gente puede estar orgullosa y decir que estuvo en Loyola. La palabra Loyola tiene ahora un significado distinto. Nos hemos probado a nosotros mismos que podemos jugar contra cualquiera», explicó Clayton Custer (15 puntos), base y líder del equipo. Porter Moser, el entrenador, tampoco le puso freno a sus sentimientos: «Hay toneladas de amor en ese vestuario y es duro llegar al final, aunque este no es el final. Como les he dicho a los muchachos, vamos a estar conectados de por vida».

Para la historia quedarán las pancartas y el colorido de los aficionados de Loyola, con sus bufandas de Harry Potter y sus alusiones a la divinidad y a su embajadora, la Hermana Jean: «Estamos en una misión de Dios», «Queremos el cuento de hadas». También proliferaban camisetas con las tres palabras que componen el lema de la religiosa: «Oración, trabajo y victoria».

Michigan se enfrentará en la gran final a Villanova, que derrotó a Kansas (95-79) con un récord histórico de 18 triples. El partido se disputará en la madrugada del lunes al martes a las 03:00 (Movistar Deportes 2).

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here