Billy Monger, el piloto británico de 18 años que en abril de 2017 perdió las dos piernas en un accidente en la Fórmula 4, volvió a competir este domingo en una carrera y el resultado fue óptimo. Monger, con su monoplaza adaptado de Carlin, finalizó tercero en la prueba de la Fórmula 3 británica celebrada en Oulton Park. Sólo fue superado por el sueco Linus Lundqvist y el danés Nicolai Kjærgaard.

Para llegar hasta aquí, Monger debió trabajar duro, primero en su rehabilitación y después en obtener los recursos económicos necesarios para mantener su sueño de ser piloto. Su equipo, el JHR Developments, creó una página para recaudar fondos y pilotos como Lewis Hamilton o Jenson Button se implicaron personalmente y contribuyeron al fondo. El objetivo era recaudar 260.000 libras (unos 300.000 euros) y al final se alcanzó casi el millón de euros.

Con su ayuda y el trabajo y la ilusión de Monger, el joven piloto británico volvió a disfrutar de las carreras.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here