Primero salió el nombre del Bayern y a continuación el del Real Madrid. Los dioses del fútbol lo tenían claro; también la mano inocente de Andrei Shevchenko. El duelo más repetido de la historia de la Copa de Europa (24 partidos: 11-2-11) volverá a disputarse en las semifinales de la Champions. La ida, en el Allianz Arena (25 de abril) y la vuelta (1 de mayo), en el Santiago Bernabéu. En la otra semifinal se encontrarán el Liverpool y la Roma (24 de abril y 2 de mayo), que reeditarán la final de 1984, cuando los ingleses se impusieron en los penaltis en el estadio olímpico romano.

La última vez que se enfrentaron el Real Madrid y el Bayern de Múnich fue en cuartos de final de la pasada edición: 1-2 ganó en Múnich y 4-2 en el Bernabéu después de la prórroga. La estadística más reciente anima las opciones de los madridistas, que han ganado en los últimos cinco enfrentamientos contra los muniqueses.

 

Después de eliminar a los líderes de Francia (PSG) e Italia (Juventus), al equipo de Zidane le llega el turno del campeón alemán, un camino de la máxima exigencia para el vigente campeón.

El Bayern viene de eliminar al Sevilla en cuartos de final (1-2 y 0-0) y opta al triplete después de proclamarse campeón de la Bundesliga la pasada semana. El cruce supone también el regreso al Bernabéu de Jupp Heynckes, el entrenador de la Séptima.  El veterano técnico, de 72 años, ya ganó la Champions con el Bayern en 2013 (ante el Dortmund), antes de la llegada de Guardiola. Heynckes ya tiene preparado el relevo para la próxima temporada: será el croata Niko Kovac, de 46 años, ex futbolista del Bayern y entrenador del Eintracht de Francfort. En 2016, Kovac salvó al Eintracht del descenso y un año después lo metió en la final de Copa. Esta campaña, lo tiene en la pelea por la Champions (quinto) y en semifinales de Copa.

El colombiano James será una de las atracciones del duelo, después de jugar tres temporadas en el Real Madrid. Con el Bayern, ha marcado seis goles en la Bundesliga y ninguno en Champions. Lastrado por las lesiones y sin la confianza de Ancelotti (despedido el 28 de septiembre, un día después de perder 3-0 contra el PSG), James está recuperando su mejor nivel con Heynckes.

Emilio Butragueño, director de relaciones institucionales, hizo un primer análisis del emparejamiento en los micrófonos de BeIn Sport: “Estamos contentos de estar aquí. Es muy difícil llegar a semifinales en esta competición y el equipo lo ha logrado ocho años consecutivos. Siempre queda lo más difícil. El último paso siempre es el más duro. El Bayern tiene jugadores con muchísima experiencia internacional, obviamente va a ser muy complicado, pero es una ilusión enorme de llegar a una final”.

“Es muy importante jugar muy bien los dos partidos. Tenemos que intentar sacar un buen resultado en Múnich y a ver si somos capaces de llegar a Kiev. Es casi imposible no sufrir a estas alturas de la competición. Si hay que sufrir para llegar a la final no hay ningún problema. Ha sido un camino muy complicado: PSG, Juve… Son rivales todos de un gran prestigio, pero, insisto, confiamos en nuestros jugadores”.

La otra semifinal (ida en Anfield) también está sobrada de alicientes. Hacia diez años que el Liverpool no jugaba una semifinal de Champions; la última vez que llegó a la final de la Champions fue en 2007, cuando perdió contra el Milán (2-1), que se tomó la revancha de la final de dos ediciones antes, cuando los ingleses vencieron en los penaltis.

El Liverpool es el máximo goleador de esta edición (33 goles) y Firmino es su jugador más peligroso: ha marcado por cuarto partido consecutivo fuera de casa en Champions. Tercer clasificado de la Premier League, el Liverpool está a diez puntos del quinto, el Chelsea.

Entretanto, la Roma es el único equipo de los cuatro clasificados que no tiene ninguna Copa de Europa en su palmarés. Entre los otros tres se reparten un total de 22 (12 Madrid, 5 Bayern y 5 Liverpool). Para los romancistas,
la sombra de la vendetta es un hecho que no niega ni siquiera Monchi. “En Roma hay ganas de revancha, es verdad. Los tres rivales eran difíciles. El Liverpool se encuentra en el mejor momento de la temporada, está a muy buen nivel. Ha eliminado al City, no nos podemos olvidar. Igualmente de difícil era eliminar al Barcelona y estamos aquí».

«Ellos tienen gente muy rápida, muy vertical. Conozco bien al Liverpool, va a ser muy difícil. Pero estoy feliz por estar aquí, por eliminar al Barça y por ver disfrutar a los aficionados de la Roma. Estamos cumpliendo un sueño que se está haciendo cada vez más real. No vamos a parar aquí, vamos a seguir luchando para ir a Kiev. Estamos viviendo un sueño del que no queremos despertarnos”. Respecto a la otra semifinal, Monchi declaró: «El Real Madrid es el Real Madrid y siempre compite como el mejor».

La final de la Champions se disputará el sábado 6 de mayo en Kiev, en el mismo estadio en que España se proclamó campeona de Europa en 2012.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here