El británico Adam Yates (Mitchelton) ganó la quinta etapa de la Tirreno-Adriático entre Castelraimondo y Filottrano de 178 kilómetros y el polaco Michal Kwiatkowski (Sky) es el nuevo jersey azzurro de la carrera, en detrimento de Damiano Caruso (BMC). Por primera vez desde 1989, la Tirreno cambia de líder en las primeras cinco etapas.

Una hora después de que su hermano Simon perdiera la París-Niza, Adam lanzó un durísimo ataque en la última subida de la jornada que le valió la victoria. Peter Sagan y Kwiatkowski llegaron tras él y se repartieron los segundos de bonificación que hacen líder al ciclista del Sky, que ya vistió el maillot azul en 2013 y 2014.

Mikel Landa, tercero en la clasificación general a 23 segundos, también se dejó ver. Con un demarraje probó las fuerzas de sus adversarios y vio cómo unos cuántos sufrían más de lo esperado.

El lunes se disputará una etapa sin excesivas dificultades entre Numana y Fano (153 km), una tregua para los favoritos antes de la cronometrada de diez kilómetros del último día, cuando se decidirá el podio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here