Preocupa McLaren. Apagón de potencia por la mañana y fallo hidráulico por la tarde. Reportes oficiales de la escudería para intentar explicar otro decepcionante día en la oficina con apenas 38 vueltas sobre el asfalto para Stoffel Vandoorne. Mientras los demás ruedan con la vista puesta en el Gran Premio de Australia (24-26 de marzo) se acumulan las fotografías de mecánicos empujando los coches papaya… Y ya no hay Honda que señalar dentro del box.

“Hemos sufrido un apagón de potencia durante la última tanda de Vandoorne y hemos perdido todos los datos del coche. Lo estamos investigando y volveremos a pista lo antes posible”. En realidad, la última tanda era la primera del McLaren del belga, que apenas pudo completar tres vueltas de la sesión de la mañana en el circuito de Barcelona.

El problema se reveló desde el minuto uno de la sesión. Nada más salir de boxes, Vandoorne tuvo que detener el coche en el pit lane sin llegar a salir a pista. Tras una hora en el garaje, el monoplaza volvía a pista para completar dos vueltas y quedar varado en medio del circuito. La tarde no trajo mejores noticias. Sin exprimir el monoplaza en tandas largas, el MCL33 no soportó la mínima actividad exigible y Vandoorne abandonó de nuevo el coche en la curva 3 de Montmeló y le echó un vistazo a los escapes.

La cuestión reside, pese a los comunicados oficiales de McLaren, en que persiste el sobrecalentamiento ya advertido la semana pasada. Si en aquellos primeros test optaron por introducir una apertura de refrigeración en la tapa motor, este martes ya eran cuatro las ranuras visibles en el coche de Vandoorne, pero el resultado ha sido preocupante.

El McLaren de Vandoorne, con cuatro ranuras de rrefrigeración
El McLaren de Vandoorne, con cuatro ranuras de rrefrigeración

Cierto que para esto está la pretemporada, pero cuesta ilusionarse con McLaren, por mucho que Fernando Alonso insista en que esto no es como el fútbol. El caso es que, inclemencias meteorológicas aparte, los papaya perdieron toda una mañana la semana pasada por una pieza defectuosa y estos segundos test los han iniciado con otro día perdido. El deseo de Éric Boullier de simular un Gran Premio en estos días de entrenamiento se desvanece.

Mientras tanto, el resto gira y gira, prueba y prueba, ajusta y ajusta. El día se cerró con Ferrari, Mercedes y Red Bull en apenas tras décimas y un buen puñado de vueltas en sus entrañas (168 para Vettel, 174 para el dúo Hamilton-Bottas y 127 para Verstappen, que tuvo un problemas en la sesión de tarde). Carlos Sainz tuvo trabajo vespertino, completó 91 giros al circuito y marcó el séptimo mejor crono (1:21.455, a un segundo del alemán) con neumáticos blandos. Cuesta mucho ilusionarse con McLaren…

Primer jornada de Test de Fórmula 1
Primer jornada de Test de Fórmula 1

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here