La Titan Desert nunca es fácil, nunca deja de sorprendernos. Pero en esta 13ª edición se ha superado porque arranca «con la etapa más dura que se haya corrido nunca. Una etapa con un desnivel de 2.600 metros». No lo digo yo, nos lo cuenta, con cierto aire de preocupación, Luis Pasamontes, el entrenador del equipo ‘Titanes por la Unidad Cris’.

Nuestro preparador añade a esa dificultad otro factor importante: será la primera etapa. Y eso siempre es más complicado porque los ciclistas llegan sin aclimatación y el cuerpo tiene que adaptarse al desierto. «La gente llega con nervios, con los cuerpos raros por el viaje. Son esas mismas sensaciones emocionales que tienen los cantantes antes de los conciertos. Y eso tenemos que controlarlo», añade Luis.

Pasamontes también pone el foco en «la etapa de navegación, que este año será de casi 100 kilómetros y también es interesante. Aunque nosotros vamos tranquilos porque tenemos el contacto del pastor que nos ayudó el año pasado (se perdieron y un pastor les ayudó a retomar el camino del recorrido)».

El ‘culpable’ es Manu Tejada, el director técnico de la Titan Desert by Garmin. Quien admite divertido, «hemos dado un apretoncillo. Arrancamos muy fuerte con la primera etapa que pica mucho hacia arriba, pero la segunda tampoco es fácil». Manu, sin embargo, nos deja un par de consejos para los novatos: «Los participantes deben regular y conservar porque la de este año será una Titan larga. Y, sobre todo, disfrutar mucho».

Uno de nuestros titanes, Dani Guerrero, participante del equipo Unidad Cris y padre de Isa, no esconde que «la primera etapa será muy complicada. Pero, como dijo Antonio Lobato el otro día en la entrevista en A la Contra, vamos dopados emocionalmente. Es un reto, un desafío enorme».

Dani recuerda que el propósito del equipo es «darle visibilidad a la lucha contra esa injusticia que representa el cáncer infantil en la vida de un niño y una familia. Queremos ayudar a que se pueda investigar para que los niños tengan una vida normal y por eso afrontamos este reto». Dani tuvo la mala suerte de encontrarse «con el monstruo de la leucemia», pero hoy Isa es una chica llena de vitalidad y energía que contagia a todos, que nos da una lección de vida a todos.

Por último, algo especialmente importante tras la jornada de feminismo que se vivió ayer, Félix Dot, organizador de esta 13ª edición, nos recuerda que habrá participantes de «casi 30 países. Y, sobre todo, estamos muy contentos porque la participación femenina en esta edición va a llegar hasta las 70 mujeres en el pelotón de la Titan. Este año va a marcar un antes y un después». Seguro que será así. Y nosotros estaremos allí para contarlo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here