El abuelo Steven Spielberg, a sus 71 tacos, rejuvenece para seducir a la gamer generation como ya hizo con otras con anteriores generaciones de chavales en películas como Encuentros en la tercera fase (1977), E.T. El Extraterrestre (1982), Indiana Jones (1984) o Parque Jurásico (1993). En esta ocasión adapta la novela que publicó Ernest Cline en 2011, la cual está llena de referencias de la cultura pop de la década de los ochenta, una era cinematográfica que dominó el propio Spielberg. De hecho, el título Ready Player One tiene su origen en las palabras que aparecían en las pantallas de los videojuegos de Atari después tras meter la moneda de cinco duros en la máquina, algo que, por cierto, a los millennials les sonará a chino.


Título: Ready Player One.
Dirección: Steven Spielberg.
Reparto: Tye Sheridan, Olivia Cooke, Ben Mendelsohn, Mark Rylance, Simon Pegg, T.J. Miller, Hannah John-Kamen, Win Morisaki, Philip Zhao.
País: Estados Unidos.
Duración: 140 min.


La historia imagina un futuro distópico en el año 2045 donde la gente vive en un mundo precario y hacinados en contenedores y basureros de chatarra. Para evadirse de esa realidad lamentable, se introducen en una realidad virtual a escala global llamada Oasis, un mundo en forma de videojuego creado por un excéntrico y multimillonario freak que bien podría ser un remedo de Steve Jobs, Mark Zuckerberg o Elon Musk, todos ellos genios tecnológicos, pero con evidentes carencias en el terreno afectivo y con la conciencia social de un ficus. Cuando este tipo —interpretado por un desmotivado Mark Rylance— fallece, ofrece su fortuna y el destino de su empresa al ganador de una elaborada búsqueda del tesoro en forma de ‘huevo de pascua’ a través de los rincones laberínticos de su videojuego.

La película se convierte entonces en un trepidante videojuego con abrumadoras secuencias generadas por ordenador y un sinfín de referencias a la cultura pop ochentera que servirán de entretenimiento a los cazadores de estos guiños en segundas y terceras revisiones de la peli. Como ejemplos, ahí están el DeLorean de Regreso al futuro que el protagonista utiliza en sus carreras, las referencias a Clark Kent y Superman, la presencia de King Kong o de Chucky el muñeco diabólico, del Michael Jackson de Thriller o, el que sin duda es el mejor momento de la cinta, cuando los jugadores se tienen que introducir en el escenario de la película El Resplandor para resolver una de las pruebas, componiendo un inolvidable y divertidísimo homenaje a la película de Kubrick.

Si hay que ponerle algún pero a esta espectacular cinta es que la parte de denuncia social que introducía la novela queda en un ultimísimo plano, reduciendo la historia a un trepidante videojuego para esta generación de gamers que difícilmente pillarán muchos de los guiños al cine de los años ochenta y que no será fácil que se identifiquen con un diseñador de videojuegos pureta y medio autista que va por la vida con melenas estilo Twisted Sister y una camiseta de Space Invaders.


CERVEZA RECOMENDADA


La Manchurita. Alcohol: 4%. Amargor: 3 IBU.

La Manchurita
La Manchurita

Los jugones maestros cerveceros de Nómada Brewing acaban de celebrar un torneo de videojuegos Arcade, acompañando sus excelentes cervezas con partidas del mítico Street Fighter, una propuesta a la altura de la originalidad de sus birras. Por eso, escogemos una de sus cervezas para maridar con esta película que también es un brutal homenaje a los primeros videojuegos.

Esta cerveza, que en el fondo se trata de un trampantojo de un estilo Gose, caracterizada por ser una cerveza salada y ácida, es una birra de color pajizo turbio, elaborada con maltas ahumadas de cebada y trigo, cáscara de lima y fermentada con té de kombucha, también llamado hongo manchuriano, sin duda una cerveza osada. Además de sus aromas ahumados, a lima y a manzana verde, esta Manchurita es una birra de lo más refrescante y chispeante, con esas notas herbales, saladas y ácidas que la asemejan al mítico cóctel Margarita, de hecho, se recomienda probarla servida con un chorrito de tequila reposado. ¡Pura magia!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here