Luis León Sánchez (Astaná) conserva su maillot amarillo de líder de la París-Niza después de la sexta etapa, ganada por el francés Rudy Molard (FDJ), en lo que fue un primer contacto con la montaña que tendrá continuación en la gran jornada del sábado, cuando debería decidirse del vencedor de final.

Luis León, que sufrió mucho para resistir del ritmo de los mejores en la última ascensión, supo reponerse y recuperar posiciones, ayudado en todo momento por Jakob Fuglsang. Fue en el descenso cuando se produjo la caída de uno de los favoritos para ganar la carrera, Wout Poels, que tuvo retirarse, probablemente con un fractura de clavícula. 

Después de los ataques sucesivos de Simon Yates, Wellens y el propio Poels, fue un activísimo Molard quien logró descolgar al grupo a falta de dos kilómetros para la meta. 

El francés Alaphilippe, que fue tercero, se coloca ahora en segunda posición de la general a 22 segundos de Luis León Sánchez. Marc Soler (Movistar) es tercero a 26, Gorka Izagirre es cuarto a 34 y Jon Izagirre quinto a 42.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here