El alemán Marcel Kittel (Katusha) se impuso al sprint en la segunda etapa de la Tirreno-Adriático y sumó su primera victoria de la temporada por delante de Peter Sagan (Bora) y Giacomo Nizzolo (Trek). El orden de llegada sitúa como nuevo líder de la carrera a Patrick Bevin (BMC), que toma el relevo de su compañero Damiano Caruso.

Más emoción que la vivida en la etapa la tuvo el cruce de acusaciones entre el presidente de la UCI, David Lappartient y Chris Froome, que es el jefe de filas del Sky en la Tirreno. Lappartient afirmó que «sería un desastre para la imagen del ciclismo» que Froome pudiera llegar al Tour si que se hubiera resuelto su proceso por dar positivo en la pasada Vuelta. «Desde un punto de vista legal, él tiene derecho a competir, pero yo no quiero poner a nuestro deporte en problemas».

Froome le replicó: «Dada su preocupación por la reputación de este deporte, creo que debería ser más sensible para mostrar sus preocupaciones en persona o al menos en canales más apropiados que los medios de comunicación. Como es obvio, estoy haciendo todo lo posible para que esto se resuelva cuanto antes y mientras tanto intento mantener mi cabeza ocupada».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here