Tres minutos son los que necesitó la Juventus para derribar al Tottenham, un equipo que juega mejor, más bonito, tiene futbolistas quizá más interesantes que los de la Juve, pero al que le falta el carácter, la historia, la mentalidad ganadora sobre la que apoyarse cuando se empina el camino.

El subcampeón de Europa sobrevivió a un buen partido del Tottenham, que tomó ventaja en el primer tiempo, tuvo ocasiones para garantizar su clasificación, pero cometió el error de dejar respirar a la Juventus cuando más ahogados parecían los italianos.

A la Juve se le había puesto del revés la eliminatoria ya en la ida y durante una hora en la vuelta no supieron negociar demasiado bien el duelo contra los ingleses. Surgió entonces Higuaín para igualar el tanto anterior de Son y apenas tres minutos después, un fenomenal pase del argentino, que giró sobre sí mismo pisando la línea del círculo central, dejó a su compatriota Dybala ante Lloris, al que superó con la tranquilidad de quien afronta esas situaciones con la suficiencia de saber que no va fallar.

Lo que quedó de ahí al final fue un asedio del Tottenham, incapaz de superar el escudo que levantó la Juve delante de Buffon. Maestros en sobrevivir defendiendo, los italianos resistieron con oficio.


MANCHESTER CITY 1 – BASILEA 2


El Manchester City dejó resuelta su eliminatoria en la ida (0-4) y Pep Guardiola, con su lazo amarillo prendido en el jersey que portaba debajo del abrigo, dedicó la vuelta a dar descanso a sus titulares y conceder minutos a los menos habituales.

Hasta ocho titulares reservó Pep y el Basilea lo aprovechó para ganar en el Emirates. Gabriel Jesús marcó al poco de empezar a pase de Bernardo Silva, pero no tardaron en equilibrar el marcador los suizos, gracias a un buen disparo de Elyounoussi. Michael Lang firmó el definitivo 1-2. Trámite cumplido para el City y victoria de prestigio para el Basilea.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here