El holandés Dylan Groenewegen (LottoNL-Jumbo) ha ganado la segunda etapa de la París-Niza, con final en Vierzon, al imponerse en el sprint al italiano Elia Viviani (Quick-Step) y al alemán Andre Greipel (Lotto Soudal). Arnaud Démare (FDJ) fue quinto y conserva el maillot de líder. Gorka Izagirre continúa a siete segundos del maillot amarillo.

«Me siento muy bien. El equipo también ha estado muy fuerte y ha hecho un gran trabajo al final. La etapa ha sido muy sencilla; lo complicado ha sido llegar en buena posición a la última curva. Lo logré y he ganado», dijo Groenewegen (24 años), vencedor el pasado febrero de la Kuurne-Bruselas-Kuurne.

La escapada del día la protagonizaron Tiago Machado (Katusha) y Manuele Boaro (Bahrain-Merida), que llegaron a tener de una ventaja de tres minutos, antes de que los equipos de la velocistas entraran en acción y capturaran a los fugados a cuatro kilómetros para la meta.

Julian Alaphilippe (Quick-Step) sumó tres segundos de bonificación en uno de los sprints intermedios y dejó claro que su objetivo es superar su quinto puesto de la París-Niza del pasado año.

Para la etapa de mañana, de 210 kilómetros, se espera una nueva llegada al sprint, aunque los ciclistas deberán superar tres puertos de tercera que podrían conceder más opciones a los fugados. El miércoles se disputará una contrarreloj de 18 kilómetros que comenzará a aclarar la clasificación general en vísperas de la montaña.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here