Cuatro días después de su primera victoria, el alemán Marcel Kittel (Katusha) ganó su segunda etapa en la Tirreno, al imponerse en el sprint al eslovaco Peter Sagan (Bora) y el argentino Ariel Richeze (Quick Step). El polaco Michal Kwiatkowski (Sky) continúa como líder y partirá como favorito en la defensa de su maillot azul en la crono final de San Benedetto del Tronto, de diez kilómetros.

Kittel (29 años), 88 triunfos como profesional—incluidos 14 triunfos del Tour—, es el tercer ciclista alemán que se apunta más de una etapa en la Tirreno, después de Gregor Brown (dos etapas entre 1980 y 1982) y Erik Zabel (siete victorias entre 1993 y 2002). Después de pasar inadvertido en Dubai y Abu Dhabi, el velocista germano se ha estrenado a lo grande con el maillot del Katusha, equipo por el que fichó tras dos temporadas en el Quick Step.

La crono que decidirá la Tirreno-Adriático debería confirmar el primer puesto de Kwiatkowski (27 años), con tres segundos de ventaja sobre Caruso, 23 sobre Mikel Landa y 29 con Geraint Thomas. El polaco es un consumado contrarrelojista desde categoría júnior, cuando se proclamó campeón mundial y, a pesar de su progresión en otros terrenos, no ha perdido facultades contra el reloj. En 2015 fue plata en los Mundialesy en 2017 campeón nacional polaco. Esta temporada, viene de ganar la Vuelta al Algarve, en cuya contrarreloj, sobre 2o km, cedió 22 segundos con su compañero Geraint Thomas. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here