Scott Blackmun podría ser el primer responsable institucional que se lleva por delante el caso contra el médico Larry Nassar, protagonista del mayor episodio de abusos sexuales del deporte estadounidense, con más 265 víctimas. Blackmun, presidente ejecutivo del Comité Olímpico de Estados Unidos (USOC), ha anunciado su dimisión por padecer un cáncer de próstata que ya le impidió viajar a los Juegos de Pyeongchang.

Con independencia de su enfermedad, el USOC está en el punto de mira por su inacción en el caso de Larry Nassar, exmédico de la Federación de Gimnasia de Estados Unidos que se enfrenta a una condena de 40 a 175 años de prisión por abusos sexuales que se extendieron durante 20 años.

Según reveló The Wall Street Journal, las campeonas olímpicas Aly Raisman y McKayla Maroney, se habían negado a participar en el proceso dada su desconfianza hacia Blackmun.

Durante las últimas semanas, varios senadores habían exigido la renuncia de Blackmun, que habría conocido el escándalo en 2015, aunque no tomó ninguna medida al respecto. El presidente del USOC ya se tuvo que disculpar por la ausencia de representantes del USOC durante el juicio a Nassar. «Deberíamos haber estado allí para escucharlo en persona, y lamento profundamente que eso no haya sucedido».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here