Un 17% de posesión y dos remates entre los tres palos en todo el partido. Eso es lo único que necesitó el Wigan, de la League One, la Tercera División inglesa, para eliminar al Manchester City de Pep Guardiola en la quinta ronda de la FA Cup. En cuartos de final, los Latics se enfrentarán al Southampton.

Un gol del delantero norirlandés Will Grigg en el minuto 79 decidió un encuentro que se vio condicionado por la expulsión de Fabian Delph por una dura entrada a Anthony Taylor en el minuto 45 del primer tiempo. Esta expulsión terminó provocando un enfrentamiento en el túnel de vestuarios entre Guardiola y el técnico del Wigan, Paul Cook.

Guardiola apenas reservó jugadores y presentó una alineación formada por Claudio Bravo; Danilo, Stones, Laporte, Delph; Gündogan, Fernandinho, David Silva; Bernardo Silva, Kun Agüero y Sané. En el descanso, Pep dio entrada al lateral derecho titular, Kyle Walker, y retiró a Sané para recomponer la defensa. En el minuto 65, con el encuentro todavía empatado a cero, Kevin De Bruyne sustituyó a David Silva. Esta vez, ninguna de las maniobras tácticas de Guardiola sirvió para ganar a un equipo inferior, como el Wigan, tercer clasificado de la League One.

La superioridad del City en la estadística fue abrumadora. La superioridad del Wigan fue en el marcador. Hasta 27 remates hicieron los hombres de Pep, aunque sólo cinco encontraron portería; sacaron 15 córners, por ninguno del Wigan, y completaron 845 pases, por apenas 183 de su rival. Datos que hacen imposible argumentar una derrota que sólo se explica porque el fútbol, de vez en cuando, escapa al control de la estadística.

Como casi inexplicable es la fascinación que los seguidores de Irlanda del Norte sienten por su delantero Will Grigg, héroe del Wigan y agitador de la afición norirlandesa e inspirador de la canción más famosa de la pasada Eurocopa de Francia 2016. Y eso que no disputó ni un minuto en todo el torneo. Con su gol al City, de nuevo Will Grigg’s on fire.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here