El corazón de París se paró en el minuto 77 del PSG-Olympique de Marsella cuando Neymar cayó rodando y comenzó a gritar de dolor en el césped del Parque de los Príncipes. El brasileño se echó mano a su tobillo derecho y tuvo que ser evacuado del campo en camilla. El diagnóstico: esguince de tobillo. La consecuencia: es duda para el trascendental partido entre el PSG y el Real Madrid de Champions que se disputará dentro de nueve días.

Portada de L'Equipe
Portada de L’Equipe

Neymar se lesionó solo tras pisar mal cuando disputaba un balón en el centro del campo y las caras de sus compañeros se torcieron de inmediato. Unai Emery confirmó en sala de prensa que el jugador padece un esguince de tobillo. «Es una torcedura, pero haremos más pruebas. Él está prudente, pero hay que ser optimistas. Si tengo que decir ahora si podrá jugar contra el Real Madrid, diría que sí«, dijo esperanzado el técnico vasco.

Tras el incidente, las críticas no paran en Francia contra Emery por no haber reservado al brasileño cuando el partido estaba claramente decantado para su equipo con un 3-0 a su favor frente al Olympique de Marsella en el minuto 77. El técnico dispuso del tridente para imponerse al Marsella con tantos de Mbappé, Rolando y Cavani.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here