El equipo Mercedes ha presentado este jueves su monoplaza para el Mundial 2018. Campeón en las últimas cuatro ediciones, el W09 es una evolución del coche de 2017 con el que la marca alemana pretende seguir dominando la Fórmula 1.

Lewis Hamilton y Valtteri Bottas han sido los encargados de poner en pista su nueva arma en una sesión de filming day en el circuito de Silverstone, antes de que el lunes comiencen los test de pretemporada en el circuito de Barcelona.

La flecha plateada no presenta grandes cambios estructurales salvo, por reglamento, la supresión de la aleta de tiburón y la incorporación del halo. Mantiene la línea de los deflectores laterales de 2017 aunque un poco más pronunciados y unos pontones altos con boca estrecha que sobresalen por encima de la línea de las suspensiones.

La escudería alemana sí ha trabajado en el acoplamiento del halo a la carrocería para aprovechar su flujo aerodinámico y ha pulido toda la zona de la tapa motor con un pequeño alerón en forma de T en el pilar del alerón trasero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here