Yo quería hacer con los goles de Hugo Sánchez lo que después quise hacer con mi vida: detenerlos en el tiempo, congelar la felicidad y mantenerla envasada en la nevera para cogerlos cualquier día y abrirlos como si fuesen un helado. Me avergonzaba cuando mis padres abrían la habitación y me encontraban un martes por la noche dándole al play y escuchando aquello embelesadamente, tratando de sentir dos días después lo mismo: cazar el instante, y por tanto devolverme a esos pocos segundos en los que era feliz de una manera extrema y bellísima”. Manuel Jabois.


 

Autor: Manuel Jabois

Editorial: Libros del K.O

Año: 2012

63 páginas

 

 


La aportación de Manuel Jabois a la serie Hooligans Ilustrados es más una memoria sentimental que un manifiesto. Jabois se pone tierno, suspira mientras dibuja las palabras, y abre el baúl de los recuerdos para rendirse a la Quinta del Buitre. Que nadie se lleve a engaño, es un libro para madridistas. Pero también, para todos los demás.

Escribe para aquellos que le quieran entender y para los infieles, que aún andan dubitativos pensando qué nombre ponerle a su hijo: Hugo, Emilio o Raúl. El Madrid es ese deseo irrefrenable creador del odio más visceral y de la alegría más lacrimógena, siempre lo ha sido y lo siempre lo será. Pero a veces, los madridistas más jóvenes nos olvidamos de nuestra historia y le vendemos nuestra alma a un personaje intergaláctico sin saber, o de oídas, quién fue Stielike. Eso sí, a Juanito le cantamos y aplaudimos en cada minuto 7, porque se lleva lo vintage.

Durante unas cuantas páginas, Jabois comparte sus andanzas con nosotros; cómo forjó su madridismo y cómo a las primeras de cambio era capaz de recitar la alineación de aquél Real Madrid mejor que su nombre y apellidos, incluso en una noche con más etílico en sangre que balones al hueco. Si cambiamos las décadas y los nombres de los protagonistas, todos los madridistas nos podemos sentir reflejados en él. Jabois recuerda con dolor aquél 5-0 de San Siro, como yo ese innombrable 2-6 en el Bernabéu.

Hoy en día Manuel Jabois os contará, que hemos vuelto a ser felices pero que, desafortunadamente, no sabemos hasta cuándo. Casi parece que a este año solo puede salvarle un milagro. O el Real Madrid. Eso sí, seguimos considerando baladí las goleadas y los partidos que se convierten en rondos, nosotros somos más de gestas, porque esa historia la hemos vivido mil veces y nos hace aún más felices. Manejado con irreverencia madridista y sabiduría futbolística, Jabois convierte un cuento, en un imprescindible de todo aficionado blanco con la meritocracia por bandera. Es exagerado y devoto, y el libro se disfruta como si fuese una experiencia religiosa.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here