Qué os voy a explicar! Empecé a jugar en el Joventut a los 12 años y ver ahora su situación me causa una gran tristeza. Sólo deseo que la puedan remontar tanto deportiva como económicamente, pero no quiero ahora hablar ni de causas, culpables, motivos y del clásico “cómo hemos llegado hasta aquí”. Eso soluciona muy poco o nada.

Os quería relatar lo que significa el club desde dentro y los motivos de por qué es de los más queridos y respetados dentro del baloncesto español e internacional. Creo que las palabras que lo definen son PASIÓN y AMOR hacia un deporte. Transmitir estos dos conceptos a todo aquel que ha pasado por aquella casa tenga la edad que tenga. Simbólicamente los colores verde y negro juntos te retrotraen a pensar en el Joventut de Badalona y automáticamente a recordar su juego y a los jugadores que pasaron por él como Margall, Buscató, Santillana, Villacampa, los hermanos Jofresa, Corny Thompson, Reginald Johnson…. Símbolos de buen baloncesto y de triunfos jugando bien.

A Badalona se la ha bautizado como “Cuna del Baloncesto”. Y la verdad es que no sólo es la cuna, es la guardería, el colegio y también la Universidad de este deporte. Si en algo destaca es por su Escuela y equipos inferiores, siempre luchando por ser los mejores de España en cualquier campeonato. Es algo así como la escuela yugoslava de antaño aquí en nuestro baloncesto.

¡Qué pena que todo esto pueda irse al traste por dinero! Sé que es algo básico hoy en día en el deporte profesional, pero no puede ser el único argumento para mantenerse y triunfar. Sería un desastre que la Penya dejara de estar dentro del mundo de la canasta tal y como lo conocemos. Desde hace años, cualquier figura en ciernes que sale de la cantera tiene ligada su venta, o casi, a que el club continúe subsistiendo y a que sigan saliendo jugadores año tras año. La factoría no para. Ahora este Equipo Histórico, que está contra las cuerdas, ha de seguir luchando para seguir siendo Histórico y no Historia.

FORCA PENYA I FORÇA BADALONA

7 Comentarios

    • ¡Bravo Ruf! Dos comentarios breves:

      1.Dejar caer al Joventut sería un gran error por parte del Ajuntament. No tiene sentido liquidar una de las señas de identidad de Badalona.

      2.Salvar al Joventut es una oportunidad de oro para cualquier marca que quiera ganarse el respeto y la admiración de los aficionados al baloncesto en Badalona, en Catalunya y en España*. Para siempre.

      *Me atrevería a decir que en Europa, pero vamos a lo seguro…
      Força Penya

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here