España sufrió más de lo previsto para imponerse a Bielorrusia (82-84) y sumar así su tercera victoria en la fase de clasificación para el Mundial 2019. El encuentro estuvo en el aire hasta los últimos ocho segundos, cuando la Selección sólo ganaba por un punto (82-83) y un rebote de Fran Vázquez terminó de aseurar el triunfo.

Una victoria que llegó en gran medida gracias a los oportunos triples de San Miguel y Beirán, que debutó oficialmente y acabó con 13 puntos, sólo superado por Colom (17) y Vázquez (14).

No fue la mejor tarde de España, que se vio exigida en exceso por una limitada Bielorrusia, donde poco más se puede destacar que el nacionalizado Saddler. Aun así, supieron aprovechar la endeblez del equipo que dirige Sergio Scariolo para apretar el resultado con parciales como el 12-5 del segundo cuarto, que redujo a tres puntos (27-30) la diferencia a favor de la Selección a dos minutos del descanso, al que se llegó con 34-40 y todo por decidir.

No debieron tomar mucha nota los españoles de lo sucedido, porque después de un 0-6 a favor al inicio del tercer cuarto encajaron un 7-0 que volvió a apretar el marcador (41-46).

Perdidos los parciales del segundo (19-15) y tercer cuarto (25-23), España vivió de las rentas logradas en el primer parcial (15-25), porque en los últimos diez minutos también fueron los bielorrusos quienes mandaron (23-21), después de un peligroso tiovivo en el que se subió la Selección y del que cerca estuvo de caer.

No lo hizo porque Fran Vázquez decidió que no había viajado hasta Bielorrusia para perder y sus deseos de victoria terminaron por arrastrar a sus compañeros, en especial a San Miguel y Beirán, que supieron aparecer cuando más se estrechaba el margen entre los dos equipos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here