Ya era hora. Admito que tenía ganas, muchas. Por fin estoy de acuerdo en algo con mis vecinos de abajo. No me refiero a los que viven debajo de mi casa porque vivo en un primero. Así que debajo duermen los coches y motos de los que ‘moramos’ arriba. Me refiero a los seguidores del Atlético de Madrid, y en concreto a mi admirado y querido compañero alacontriano Ennio Sotannaz. Y es que el madridista tampoco quiere que la final de Copa de este año se juegue en el Bernabéu. En realidad ni la de este año ni ninguna. Y no lo queremos por muchos motivos.

Me explico. ¿Alguno de ustedes ha intercambiado su cepillo de dientes con un compañero de trabajo en un fin de semana de cursillo? ¡Jamás! Tu estadio es como tu cepillo de dientes. Va contigo incluso cuando no duermes en casa. Lo cuidas, lo mimas, incluso le pones un vaso en el baño.

Yo entiendo a los vecinos totalmente. Y al que más a Vitolo porque tendría guasa que ahora el Sevilla viniera a ganar la Copa al Wanda. Y encima este año… Vamos, ni de coña. Y tú viéndolo allí en la grada sentado con una gorra para que nadie te conozca. ¡Que va, que va! Es una pesadilla.

Hay pocas, muy pocas cosas, que resulten más desagradables que ver a otro en una fiesta a la que tú no estás invitado. En tu casa, bailando y disfrutando de tu espacio, de tu hogar, de ti en definitiva. Y lo digo por propia experiencia. Ver a los de “ahí arriba” (Pep dixit) saltando y brincando por las gradas del templo celebrando un título jode y mucho. Dejémonos de señoríos y de cosas de esas. ¡Qué necesidad! Por eso el día que ‘El Patrón’ anunció aquello de «aquí ni una final más”, los madridistas empezamos a mandarnos la flamenca del Whats’App compulsivamente a través de nuestros grupos. ¡Qué liberación! ¡Qué alegría!

Así que admirado Ennio, ¡cómo te entiendo! Y encima con los baños recién alicatados…

Moraleja: “Las copas nunca en tu casa».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here