Elvis Aaron Presley, uno de los iconos más excepcionales y reconocidos de la cultura popular del siglo XX, fue uno de los pioneros del Rockabilly en los años cincuenta, viajo a lo largo de su carrera entre el Blues, el Rock, el Soul, el Gospel, el Country y el Rhythm and Blues, implantó todo un estilo en la forma de vestir y en el cuidado del aspecto físico (se peinaba el cabello con aceite de rosas y brillantina para darle forma su tupé y fue de los primeros en dejarse crecer las patillas…) admiró a millones de fans con una teatralidad y una desinhibición nunca antes vista en el mundo del espectáculo y fue el primer Sex Symbol de la historia del Rock.

Además de sus veinte álbumes de estudio e innumerables conciertos y shows televisivos (En 1973 protagonizó el primer concierto transmitido vía satélite, ‘Aloha From Hawaii’, que fue visto por unas 1.500 millones de personas en todo el mundo), también destaca su prolífico trabajo en el cine con más de 30 largometrajes, desde ‘Love Me Tender’ (1956) a ‘Change of Habit (1969).

Falleció demasiado pronto, con tan solo 42 años, víctima de un infarto agudo de miocardio, si bien en alguno de los informes realizados tras su fallecimiento indica que se encontraron en su cuerpo catorce drogas distintas; de sobra conocida era su adicción a los sedantes, las anfetaminas y los estupefacientes, sobre todo durante los últimos años de su carrera, en los su economía también parecía ir cuesta abajo. Su repentina pérdida sobrecogió al mundo, y se escribió entonces que «ninguna muerte, desde la del presidente John Fitzgerald Kennedy, había conmovido tanto al pueblo norteamericano».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here