Samuel Cooke, cantante, compositor y empresario musical (tuvo su propia casa discográfica, SAR Records), para muchos el auténtico ‘Rey del Soul’, (en dura pugna sin duda con Otis Reading), indiscutible referencia de la música Pop, el R&B y el Neo Soul y mentor de una generación de cantantes como Rod Stewart, John Lennon y Bruce Springsteen, fue uno de los más comprometidos activistas del Movimiento por los Derechos Civiles y también, un afamado Don Juan.

Después de una decena de álbumes de estudio y más de treinta sencillos de enorme éxito como ‘Another Saturday Night’, ’Twistin’ the Night Away’ o ‘I’ll Come Running Back to You’, Cooke murió asesinado en extrañas circunstancias cuando solo tenía 33 años. Bertha Franklin, dueña del Motel ‘La Hacienda’, en Los Ángeles, le acribilló a balazos al confundirle con un asaltante, según la investigación oficial y a pesar de la cantidad de evidencias contradictorias; aún hoy son multitud las versiones que rodean a la extraña muerte del cantante, incluso que el KKK conspiró para asesinarle.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here